Top
Educación Adventista > Docentes  > Educación adventista, un buen escenario para el discipulado

Educación adventista, un buen escenario para el discipulado

La Educación Adventista tiene en foco la gran comisión evangélica cristiana: “Por tanto, vayan y hagan discípulos…” (Mateo 28:19 versión NVI online).

La influencia de la educación en la vida de los estudiantes es evidente. La Iglesia Adventista del Séptimo Día desarrolló una encuesta estadística para sus miembros más jóvenes en los Estados Unidos, denominada Valuegenesis. Los datos recopilados en tres etapas (1990, 2000 y 2010) permiten llegar a conclusiones alentadoras:

  • El 81% dijo que asistir a una escuela adventista fue el factor más importante para desarrollar su fe. Es decir, asistir a una escuela adventista está directamente relacionado con la identidad y lealtad denominacional. Quedó demostrado que cuantos más años de estudio en instituciones educativas adventistas, más probable es que continúen siendo miembros de la iglesia, aún después de concluir sus estudios.
  • El 37% de los estudiantes informó que las Semanas de Oración de su escuela influyeron grandemente en aumentar su espiritualidad.
  • Uno de cada tres encuestados dijo que su maestro de religión colaboró para aumentar su fe
  • El 72% de los estudiantes manifestó que su fe se fortaleció durante su vida escolar en una institución educativa adventista.

Nuestros alumnos y docentes están lejos de ser perfectos, pero existe un enorme valor moral en asistir a una escuela adventista.

“En el sentido más elevado, la obra de la educación y la de la redención, son una.” (La educación, versión online)

Para hacer discípulos se requiere tiempo y convivencia. Ese contexto es el que ofrecen nuestras escuelas. Los niños y adolescentes pasan buena parte de su tiempo dentro de instituciones educativas. Por eso, la Educación Adventista es el evento evangelístico más prolongado y más extenso que realiza la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Tiene una duración aproximada de 21.280 horas, si la calculamos a razón de 40 horas por semana, durante 38 semanas al año y 14 años de escolaridad. Disponer de una “congregación” así es un privilegio y una tremenda responsabilidad. Es necesario aprovechar cada minuto para preparar a los jóvenes para el servicio, llevándolos por la senda del discipulado. Ellos no llegaron accidentalmente a nuestras instituciones educativas; ¡Dios los trajo! Los bebés, como los estudiantes, deben recibir el mejor alimento, deben recibir la mejor instrucción. Si queremos que lleguen a ser verdaderos discípulos, debemos prepararlos para el servicio.

Un discípulo no puede quedarse callado o quieto. La prueba de su discipulado es convertirse en discipulador. Los alumnos adventistas pueden ser una fuerza poderosa para atraer a otros hacia Jesús, buscando espacios para orar por sus compañeros, trabar amistades, visitarlos, liderar programas estudiantiles y otras actividades.

Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que, al oír a Juan, habían seguido a Jesús. Andrés encontró primero a su hermano Simón, y le dijo: ―Hemos encontrado al Mesías… (Juan 1:40-41, versión NVI online).

Dios toca corazones y convierte a las personas, pero debe haber un Andrés, consciente de su misión, que busque a un Pedro y lo lleve a Jesús. Un amigo que cuente a otro lo que Jesús hizo en su vida. La relación de amistad personal es fundamental en el discipulado. Con tal efecto multiplicador, este mensaje será llevado a cada rincón de este mundo.

Estudiantes y docentes adventistas que siguen el ejemplo de Jesús, mezclándose, identificándose con el prójimo, conviviendo cotidianamente en la comunidad escolar, apartándose para orar y  regresando al valle y a la ciudad, donde están las personas para discipular. Es necesario salir a buscar a los perdidos donde ellos están, conocerlos, saber cómo piensan, qué los motiva, qué les preocupa.

Nuestras escuelas son el mejor escenario para el discipulado.

Hugo Cameron

Director del departamento de Educación Adventista para Chile.

2 Comentarios
Añadir comentario
Nombre
Email*
Sitio web