Propuesta educativa

La educación adventista enfatiza el proceso educativo de forma integral y restauradora, motivando la interacción entre la teoría y la práctica, el pensar y el hacer, la razón y la emoción, el individuo y el colectivo, la causa y el efecto, porque así aprenden los educandos y los educadores.


La propuesta pedagógica de la educación adventista atiende a las necesidades generales de aprendizaje, estimulando la creatividad y la mirada crítica, tratando de transformar los conocimientos en actitudes, a partir de problemas que remiten a la realidad de la vida.


Fundamentada en los principios cristianos, esta propuesta se compromete a orientar las actividades didácticas de las escuelas de la red, sistematizando la práctica pedagógica en los salones de clases y fomentando la calidad en la enseñanza.


El currículo promueve la excelencia académica mediante objetivos amplios y estudios generales, necesarios para ejercer una ciudadanía responsable y desarrollar un individuo equilibrado en su vida espiritual, intelectual, física, social, emocional y vocacional, preparado para servir a la sociedad y a Dios.