Top
 

Creacionismo

El creacionismo es una corriente de estudios interdisciplinarios que busca explicar el origen de la vida y del Universo. Existen importantes semejanzas y diferencias entre el creacionismo y la teoría de la evolución y del diseño inteligente. Las semejanzas con el evolucionismo generalmente se dan en el campo de la diversidad de bajo nivel (también llamada microevolución) y hasta en la selección natural, pero las mayores diferencias tienen que ver con la llamada macro o megaevolución. Respecto de la teoría del diseño inteligente, basta decir que los creacionistas también buscan evidencias de que la naturaleza es un proyecto intencional ejecutado por Dios.

La red de educación adventista enseña el creacionismo basándose en argumentos científicos y lógicos, sin imponer creencias religiosas u omitir la versión evolucionista. Por lo tanto, su enseñanza está en armonía con los requerimientos estatales y nacionales.

Diez razones para enseñar creacionismo

1.El argumento creacionista es coherente con lo que se observa en los fósiles encontrados en la columna geológica y sostiene que la creación dio origen a tipos básicos (“especies”) de seres vivos que “evolucionaron” de forma más o menos limitada (diversificación de bajo nivel o “microevolución”). Sin embargo, los creacionistas no creen que todos los seres vivos desciendan de un mismo ancestro unicelular común, porque sigue siendo imposible de demostrar por observación o experimentación. Conscientes de las limitaciones de su modelo, los creacionistas tratan de construir un escenario coherente de su interpretación de la narración bíblica con los fósiles y la columna geológica.

2.El creacionismo presenta tres evidencias básicas para la existencia de un Creador: (1) el perfecto equilibrio del Universo (teleología), (2) la existencia de estructuras irreductiblemente complejas en los seres vivos, que tenían que funcionar perfectamente desde que fueron creadas, de lo contrario, no hubiesen subsistido hasta hoy, y (3) la información compleja almacenada en el material genético, que solamente un ser inteligente podría organizar.

3.Los creacionistas entienden que, aunque algunos aspectos del evolucionismo están fundamentados y son útiles para comprender muchos fenómenos naturales, existen lagunas en esa teoría. Algunos puntos del evolucionismo no se pueden sostener científicamente aunque deban ser presentados y analizados por los estudiantes.

4.En la actualidad, existen varios científicos creacionistas de excelente reputación. Ellos presentan argumentos lógicos, dignos de ser divulgados. Podemos mencionar tres biólogos norteamericanos: Leonard Brand, Raúl Esperante y Harold Coffin. Han publicado artículos en las revistas científicas más famosas, acerca de las ballenas fosilizadas de la Formación Pisco (Perú) y los bosques petrificados de Yellowstone (EstadosUnidos). En Sudamérica se destaca el químico y profesor de la Unicamp, Dr. Marcos Eberlin, quien dirige el Laboratorio Thomson de Espectrometría de Masas, es miembro de la Academia Brasilera de Ciencias y el tercer científico brasilero más citado en publicaciones de su especialidad..

5.El modelo evolucionista presenta lagunas y debe ser contrastado con otras formas de pensar. Por ejemplo, el evolucionismo no logra explicar el origen de la vida por procesos naturales a partir de materia inorgánica. Tampoco puede explicar el origen de la información genética de los sistemas irreductiblemente complejos o el aumento de la complejidad que experimentaron los organismos durante el proceso evolutivo; es decir, no logra explicar el origen de nuevos órganos, sistemas o miembros que “surgieron” sin formas ancestrales bien definidas.

6.Los argumentos de los creacionistas se concentran en revisar algunos puntos del darwinismo, pero en ningún caso son un intento de animosidad en contra de Darwin… o de cualquier otro ser humano.

7.La enseñanza del creacionismo en la Educación Adventista, está acorde con lo que estipulan las directrices y políticas educativas nacionales. Las leyes establecen que los alumnos deben criticar objetivamente las teorías científicas como elaboraciones humanas de representación aproximada de la realidad. Toda teoría está sujeta a revisión y puede ser descartada. La educación media tiene, entre sus finalidades, la de capacitar al educando para continuar aprendiendo, y lograr autonomía intelectual y pensamiento crítico.

8.Elena de White, una gran educadora, escribió que “la obra de la verdadera educación es… preparar a los jóvenes para que sean pensadores y no meros reflectores del pensamiento de otros” (La educación, p. 17). Por eso, las escuelas adventistas entienden que contrastar ideas como el evolucionismo y el creacionismo en sus clases de Ciencias promueve el pensamiento crítico.

9.El creacionismo bíblico, aunque filosóficamente se basa en el teísmo bíblico, puede discutir sus premisas en el contexto científico y ser, por lo tanto, considerado en nuestras aulas. Actualmente, a diferencia del siglo pasado, el creacionismo es un fenómeno cultural con muchos defensores, incluso en países científicamente desarrollados como los Estados Unidos. Por eso, el creacionismo merece ser conocido por nuestros alumnos.

10.Los creadores del método científico –entre ellos Copérnico, Galileo y Newton– no veían contradicción alguna entre la ciencia experimental y la religión bíblica. Por lo tanto, los creacionistas de hoy están en sintonía con los pioneros del método científico.

Instituto de Investigación en Geogencia Historia de la Vida