Top
Educación Adventista > Docentes  > Ser hijo de maestra

Ser hijo de maestra

Es agradable saber que tu mamá o tu papá, esa persona que te cría en casa, te ve crecer y te guía por el camino correcto, puede ser la misma que además te enseña en la escuela, en el salón de clases. Pocos niños tienen ese privilegio. Pero pongámonos por un momento en ese lugar.

Al hijo de la maestra siempre se le demandará un poco más: debe portarse mejor que los demás porque es observado por el resto de sus compañeros de clase, por los colegas de su maestro y por los padres. Si es buen alumno, se podrá escuchar por allí que es gracias a que su madre -la maestra- le ayuda a cumplir con las tareas escolares… En realidad, algunos se inclinarán a pensar que no solamente recibe ayuda extra, sino que la mamá es quien hizo la tarea escolar. Ese es el pensamiento malicioso de algunas personas.

Por otra parte, si el hijo o la hija de la maestra obtiene una mala calificación, también será criticado: ¿Cómo es que el hijo del maestro no obtuvo un sobresaliente? Continúa leyendo

Sin comentarios
Añadir comentario
Nombre*
Email*
Sitio web