Top
Educación Adventista > Reflexión  > Prevención del suicidio adolescente
Prevención del suicidio adolescente

Prevención del suicidio adolescente

“Cuando los problemas y las tinieblas parezcan envolver tu vida, mira hacia el punto en que viste la luz por última vez`` (Elena de White).

Una búsqueda breve de información acerca del suicidio en adolescentes en Sudamérica arroja datos alarmantes, como el hecho de ser la tercera causa de muerte entre jóvenes de 10 a 25 años (Organización Panamericana de la Salud, 2014), evidencia que correlaciona de manera directa con el aumento de conductas de riesgo tales como consumo de drogas, conducta sexual riesgosa y alimentación poco saludable en este grupo etario (OCDE, 2013).

Los intentos de suicidio y conductas autodestructivas son acciones realizadas con la intención de aliviar el sufrimiento y malestar psicológico producido por múltiples factores. Por lo tanto, educar al respecto, entregar otras alternativas para el enfrentamiento de situaciones de afectación emocional y generar espacios donde se puedan expresar las emociones y exista respeto y apoyo hacia los jóvenes es fundamental para prevenir el suicidio. ¿Cómo hacerlo?

Algunas sugerencias:

  • Entrega una mirada esperanzadora ante cualquier problema que un joven exprese y conéctalo con su red de apoyo más cercana (padres, personal de orientación y centro de salud de su comunidad).
  • Ayuda a construir ambientes familiares y/o escolares saludables, libres de bullying y cualquier otra práctica abusiva.
  • Potencia la integración social. La pertenencia a un grupo de pares es uno de los desafíos más importantes de esta etapa, por eso es importante promover espacios de aceptación y relaciones positivas entre jóvenes, como los clubes de Conquistadores (Scout) y otras agrupaciones de jóvenes de la iglesia local.
  • Realiza la derivación temprana ante la presencia de indicadores de depresión.

Además, puedes estar atento a las siguientes señales:

  • Presencia de un estado de ánimo deprimido.
  • Conductas de aislamiento, tales como no contestar llamadas o dejar de participar en actividades grupales que eran de interés.
  • Expresiones de desesperanza ante los problemas o dificultad para proyectarse en un futuro cercano.
  • Verbalizaciones sobre el suicidio como una solución a los problemas presentes.

De esta manera puedes ser una luz de esperanza para jóvenes que viven en la oscuridad. Recuérdales: “Lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios” (Lucas 18:27, RVR 1960 online))

 

Por Marcos Gatica Zambrano

Educación Adventista Sudamérica

Red de instituciones educativas adventistas en Sudamérica.

1 Comentario
  • Santiago Alarcón

    11 mayo, 2021 at 1:23 pm

    Muy buen artículo, muchas gracias

Añadir comentario
Nombre
Email*
Sitio web