Top
Educación Adventista > Docentes  > Iniciemos el año de forma saludable

Iniciemos el año de forma saludable

La ciencia ha demostrado que todo lo que afecta a la mente también repercute sobre el cuerpo. Y viceversa. Por eso, a fin de cuidar mejor nuestra salud debemos dedicarnos a ella en todas las áreas; es decir, de manera integral.

Es simple, es fácil, es accesible. Te presentamos las primeras cuatro maneras de tener una mejor salud.

 

1. Aliméntate sanamente

Evita las comidas que puedan perjudicar tu organismo e ingiere con moderación los alimentos que son beneficiosos. Te recomendamos la alimentación vegetariana, rica en fibras y nutrientes encontrados en los alimentos integrales.

2. Bebe agua

Este es un líquido vital. El agua es esencial para transportar alimentos, oxígeno y sales minerales; además de estar presente en aquello que se elimina, como el sudor y las lágrimas, en el plasma sanguíneo, las articulaciones, los sistemas respiratorio, digestivo y nervioso, en la orina y la piel.

3. Respira aire puro

Es fundamental buscar lugares donde haya ventilación y que el aire que se respire sea lo más puro posible.

4. Pasa tiempo al sol

Sí, sabemos que estar expuesto al sol mucho tiempo y en ciertas horas puede ser un problema. Pero una exposición moderada es muy útil y necesaria. Sal al aire libre y disfruta del sol. Abre las ventanas de tu habitación y deja que el sol entre en tu cuarto.

 

¡Pon en práctica estos cuatro consejos saludables!

Educación Adventista Sudamérica

Red de instituciones educativas adventistas en Sudamérica.

Sin comentarios
Añadir comentario
Nombre
Email*
Sitio web